2 nov. 2012

Marrones

Tus ojos.
Dos esferas clavadas en mí,
en mi nuca cuando no miro.
Dos incandescentes parpadeos,
Que me electrifican con la humedad
De las sábanas.

Ojos redondos, almendrados a veces,
Cuando ríes y te haces grande.
Cuando feliz, creces.
Ojos del averno, del beso ignífugo
De las jaulas de tus pestañas de agua.

Ojos que devoran ropa y piel,
Que liman hueso
Y cosen las sonrisas que de capa caída,
no vencen a malvados villanos.

Uno, dos. Ojos de apego.
Ojos que besan a escondidas
Y sobrevuelan las calles de lo orgánico.
Mirada orgásmica del humo que sale
De la fricción de nuestras pupilas.
Sin dilatar.

Ojos de desgaste, de bocas del insomnio.
Ojos del desorden, de tu voz y sus aullidos.
Tus ojos son dos gritos de aviso.
Mirarlos es respirar, bocanadas del aire
Más difuso de la despensa del pulmón.

Ojos que me meriendo,
Ojos que desgarro con los míos.
Ojos de planeo, de planetas esquivos.
Ojos analíticos y secuaces
De mi placer de engaño.

Del tejido de tus ojos
Me hago las noches.
De tus noches,
Tan sólo tus ojos.


Miradas de ebrio
Coraje de saberte a dulces penas.
Fulgor de vistazos inequívocos,
De la memoria de mi almohada.

Tus reojos son los fuegos artificiales,
Que curan mis mariposas heridas.

Tus ojos, malditos tus ojos.
Tiernos puntos de inflexión.
Tus ojos son la libertad
A la que me quiero dedicar.

Son ellos, malas artes.
De sacarme de todo lo bueno
Que quedó en posos.
De convertir más de mis ecos vacíos
En golpes mudos.

De devolverme el aire a la garganta
Y poder seguir hablando
De lo bonito que es tu cuello,
Del que me colgaría sin dudar.

Tus ojos… Son una cárcel.
Con una puerta abierta
Y un horario sin establecer.
Donde me recluyo en amaneceres de espino.
Dos llaves, son ellos, con las que me abres
Y me quitas el polvo con caos.

Tus ojos son poesía ilusa
y este poema estúpido y soñador
te cree suya.

Vérsame el aire, como cuando miras
Desgarbada como te saco brillo.

Ellos marrones y comunes,
Son alados.

Mis ojos, mis malditos ojos…
Sólo desean que los hagas tuyos.

No hay comentarios: