7 mar. 2012

Concepto


Estoy muy cansada de buscar mi camino. No está entre sus piernas, pero tampoco entre las tuyas. Estoy muy cansada de buscar mi sentido. Mi corazón aglomerado contra mis costillas, quiere escapar. Amar, dime, de qué cojones sirve amar. A veces hacemos tantas cosas con la idea equivocada de que el karma será justo con nosotros. La estúpida idea de que nos hemos ganado lo que no merecemos ni tan si quiera un poco. La vida es muy larga, la muerte un suspiro. Y viceversa. No podemos estar preocupándonos por algo tan banal como es el amor. El amor es como el dinero, hace feliz a quiénes lo tienen y los que no lo tienen, no lo necesitan. Amar sirve para que la gente te haga daño, sin más, un puñetazo a la boca de tu realidad distorsionada, un tropiezo, una explosión. Es complicarse la vida, hacértela cuesta arriba. Estoy cansada de perder mis besos en carreras, en tiempo perdido que vuela entre nuestras pestañas sin que podamos atarlo a nosotros.
Estoy cansada de sufrir y de no saber qué es lo que quiero para mí, que es lo que merezco, qué es lo que tengo que ofrecer.

Fuerte. A veces no queda más que eso. Tú mismo y la fuerza que le pongas a todo lo que hagas. Después de todo, las desgracias nunca vienen solas y todos los abrazos guardan algún compromiso. Hasta los que das a la almohada.




"Now it's back to the way we started. Strangers."


1 comentario:

Butterflied dijo...

Jo. Iba a comentarte algo sobre la importancia de amar y ser amado, sobre todo desde mi experiencia propia... Pero me ha quedado un sentimiento encontrado después de esta entrada, algo agridulce.