9 ene. 2012

Vivo verde


Lo he pensado y no puedo creerlo,
Tan bonitos tus brazos sobre mis hombros,
Tu cabeza apoyada en la mía,
Tus ojos, que a esa distancia, se vuelven
Uno sólo, de un vivo verde que hace que des
Un paso hacia atrás.

Me he acostumbrado a ello, sin embargo,
A tenerte entre manos, acercarte la cadera a la mía,
Besarte cuando creo que no hay más que decir.
Y sacar ganas de abrazarte cada día al despertar.

Lo he pensado y es difícil de creer,
Lo importante que es que me cojas la mano
Todos los días que no estás conmigo.
Lo importante que es que sonrías
Y empujes el sol a salir con tus suspiros.
Que hables de mí, que me piten los oídos,
Que seas para mí, que sigas siendo
Tan tuya como siempre.

Quiero despertar todos los días a tu lado.
Quiero que me abraces y me beses
Los trescientos sesenta y cinco días
Que dura el año, hasta que acabe el mundo.
Quiero que me quieras, quiero verte sonreír al decirlo.
Quiero naufragar de mi razón
Y acabar a la deriva, besarte la piel de espuma,
Mecerte las carcajadas, alimentarlas de alegría.

Y verte todos los días irte.
Soñar que volveré a besarte mañana,
Igual que hoy.
Quererte sin condiciones, susurrarte cada estrella
Antes de dejar que te vayas a dormir.
Para que sueñes con ellas, como yo sueño contigo.

1 comentario:

DedoAnular dijo...

Si que parece un amor psicótico. Pero sincero. Me ha gustado.