11 dic. 2011

Free

Por fin soy libre. Libre de ti, de la venda en mis ojos y de tus contradicciones.No voy a joderme mucho más tiempo.
Necesito ser mía y ser libre. Aunque te quiera y lo siga haciendo, tengo que pensar en mi vida. En lograrlo. Ser lo que siempre quise ser. Y no pienso dejar que nadie me cambie ni me manipule. Si tengo que evolucionar, lo haré sola. 
Me siento liberada de un gran peso. Algo que nunca hago: tenerme amor propio. Pretendo que las cosas sean muy distintas a partir de ahora. Noemí, no te vuelvas a hacer daño así. A arrastrarte y amargarte por palabras vacías.

Nadie es totalmente imprescindible, y aunque me cueste meses conseguirlo, ahora sé que puedo ser feliz.




Adiós lágrimas, adiós depresión, adiós hundirme con tus palabras. Adiós, marioneta. Hola, Noemí.

2 comentarios:

Inés dijo...

A tope con la cope, vaya fuerza que desprende esta entrada.
Me alegro de leerla al fin, mozaica!

punchingbag dijo...

Ay mi zorrita, que orgullosa estoy de ti :')
como me alegra leer eso e.e
ains
MAJA *w*