19 sept. 2011

Estas y otras cosas

Escrito el 19/09/2011 a las 8:45 am.
___________________________________________________________________________________

¿Qué ganas había de crecer?
Esas palabras que nunca utilizamos,
me las sé de memoria,
rebotan en mi cabeza.

¿De qué sirve?
Pues si lo único que quiero
es mandarte a la mierda
y no sentirme una estúpida.

Faltan historias por contar
en las que no dejes de reír.
Faltan risas en las que no dejes de llorar.
Falta fuerza. Faltan ganas.

Y sentirme casi
como de cualquier forma
y hacer casi
lo que nunca hago.

Y preocuparme demasiado
por lo que no tiene futuro
y, sin embargo,
sigo queriendo para él.

Repetir, reprochar, culpar.

Se me están agotando los sueños
sobre la mesilla de noche.
No tengo abrazos en la nevera
y los besos caducaron la semana pasada.
Y no existe un  lugar
donde comprar cosas de ti.

Y me siento ida, cuando vienes,
y me vengo al apogeo de los golpes
que machacan mis huesos,
y no me vengo por ello.

Que necesito no tener
que pensar demasiado en lo que quiero
y preocuparme más en lo que soy
y en lo que tengo.

Que me haces falta,
pero hay otras cosas a las que
no renunciaría ni por tres garrafas
de comprensión y de "volvamos a empezar".
Sin embargo, lo estoy haciendo.

Y qué es lo que importa,
cuando acabar con todo es lo que apetece.

Que joder, como escueces
siendo sal en mis heridas.
Que de golpe y porrazo ahí estabas,
como si alguien te hubiera puesto ahí
a propósito.

Y rasga la garganta
tan poca nicotina y alcohol en sangre,
que a veces siento que debería estar
un poco menos viva para eludir el dolor.
Y saber que todo lo has provocado tú,
no hace las cosas más fáciles.

Pero, estoy cansada de creer
que todo esto tiene sentido.
No hay razón por la cual
no deba pensar que a veces necesito escapar
de esta mierda que me está hundiendo.

Quiero despertar y darme cuenta
que sigo durmiendo,
que el el polvo de Morfeo no hace efecto
cuando te duelen los latidos.
Que son por ti, que ni siquiera son
por el mero hecho de seguir viva.

Así es como funciona el fracaso,
así es como se va olvidando
que una vez quisise vivir para siempre.
No te cansas de esperar
que vuelva con lo mismo de antes,
con mis cosas, que por mucho que quiera,
no mereces.

Que se me agota el tiempo
entre vacilación y paso adelante.
Que es la hora, ya marcada en el corazón.
de decidir dejarlo por ahora.
Que el tiempo es largo, que si te quiero
estoy aquí y si dudo, otra vez será
con otra persona diferente.
Que de esas hay muchas y de todas ellas,
no quiero ninguna.
Y ahí está, que alguna me querrá a mí
y por empacho o por carencia,
sirva de algo esperar tanto.

No acepto seguir este juego absurdo,
en el que tú ganas, yo pierdo,
perdemos, follamos y a veces, si eso,
nos enamoramos.

1 comentario:

Night Never Dies dijo...

Toma ya, chiquilla! Ánimo y sigue escribiendo así... Suerte con el curso!!