19 sept. 2011

Estas y otras cosas

Escrito el 19/09/2011 a las 8:45 am.
___________________________________________________________________________________

¿Qué ganas había de crecer?
Esas palabras que nunca utilizamos,
me las sé de memoria,
rebotan en mi cabeza.

¿De qué sirve?
Pues si lo único que quiero
es mandarte a la mierda
y no sentirme una estúpida.

Faltan historias por contar
en las que no dejes de reír.
Faltan risas en las que no dejes de llorar.
Falta fuerza. Faltan ganas.

Y sentirme casi
como de cualquier forma
y hacer casi
lo que nunca hago.

Y preocuparme demasiado
por lo que no tiene futuro
y, sin embargo,
sigo queriendo para él.

Repetir, reprochar, culpar.

Se me están agotando los sueños
sobre la mesilla de noche.
No tengo abrazos en la nevera
y los besos caducaron la semana pasada.
Y no existe un  lugar
donde comprar cosas de ti.

Y me siento ida, cuando vienes,
y me vengo al apogeo de los golpes
que machacan mis huesos,
y no me vengo por ello.

Que necesito no tener
que pensar demasiado en lo que quiero
y preocuparme más en lo que soy
y en lo que tengo.

Que me haces falta,
pero hay otras cosas a las que
no renunciaría ni por tres garrafas
de comprensión y de "volvamos a empezar".
Sin embargo, lo estoy haciendo.

Y qué es lo que importa,
cuando acabar con todo es lo que apetece.

Que joder, como escueces
siendo sal en mis heridas.
Que de golpe y porrazo ahí estabas,
como si alguien te hubiera puesto ahí
a propósito.

Y rasga la garganta
tan poca nicotina y alcohol en sangre,
que a veces siento que debería estar
un poco menos viva para eludir el dolor.
Y saber que todo lo has provocado tú,
no hace las cosas más fáciles.

Pero, estoy cansada de creer
que todo esto tiene sentido.
No hay razón por la cual
no deba pensar que a veces necesito escapar
de esta mierda que me está hundiendo.

Quiero despertar y darme cuenta
que sigo durmiendo,
que el el polvo de Morfeo no hace efecto
cuando te duelen los latidos.
Que son por ti, que ni siquiera son
por el mero hecho de seguir viva.

Así es como funciona el fracaso,
así es como se va olvidando
que una vez quisise vivir para siempre.
No te cansas de esperar
que vuelva con lo mismo de antes,
con mis cosas, que por mucho que quiera,
no mereces.

Que se me agota el tiempo
entre vacilación y paso adelante.
Que es la hora, ya marcada en el corazón.
de decidir dejarlo por ahora.
Que el tiempo es largo, que si te quiero
estoy aquí y si dudo, otra vez será
con otra persona diferente.
Que de esas hay muchas y de todas ellas,
no quiero ninguna.
Y ahí está, que alguna me querrá a mí
y por empacho o por carencia,
sirva de algo esperar tanto.

No acepto seguir este juego absurdo,
en el que tú ganas, yo pierdo,
perdemos, follamos y a veces, si eso,
nos enamoramos.

10 sept. 2011

El sentir.

Pegar tus nudillos a la fría pared
con fuerza
a sabiendas que nadie escucha, que no lo harán
que eso sólo lo oyes tú y lo sientes tú.

Estar en la certeza de que es muy posible
que eso nunca cambie, que no haya ahí fuera
alguien que sepa qué es lo que estás diciendo
y se preocupe en saberlo.

Ya me cansé, ahí está la frase que cambia todo hoy
de fallarme mil veces y ver que nada sirve
de limitar mi corazón hasta desgarrarlo
porque no puedo ser flexible cuando hablo de sentir.

Y eso es lo que soy, un sentimiento expresado
y dueles, como cien puños al estómago
y no quiero, y lo sabes, y tú tampoco quieres
y eso también lo sabes.

Y hablas por hablar, quitando las notas
sujetadas con chinchetas que estaban clavadas en mi mente
para no olvidarme, para recordar
que no ha cambiado como me siento.


Sentir que eres una más de esas malas personas
por hacer lo que sientes en el momento en el que lo sientes
y es que no existen, no te centres en eso
porque cada uno es como es y eso es lo único que hay que entender aquí.


Las mentiras son amigas hipócritas
que te hacen creer cosas que tú mismo dices
las mentiras nos hacen ser alguien que no somos
las mentiras no sirven para otra cosa que para hundirte tú
y arrastrar al resto.

Lo atraías, lo estabas deseando.
Un cambio.
Querías que todo acabara pero no lo sabías
deseabas una excusa para decir "No, se acabó"

"No puedo más" te grité
"Es horrible" te grité
Tengo el corazón abierto en canal
por donde el dolor no deja de chorrear, joder.

Hazlo de una puta vez y sé feliz.
Creéte lo que quieras, y sé feliz.
Piensa que es lo correcto y sé feliz
Mírame y dilo, y sé feliz.

Porque es lo único que quiero que seas
porque no te pido que cambies
hazlo cuando te de la gana, así es como debe ser
yo también estoy harta de como soy, y eso lo sabes.

Nací en el año que nací, en el siglo que nací
y vivo en una confusión constante de no saber
por qué camino he de tirar
porque ninguno de ellos me parece malo ni bueno.

Yo no he dejado de quererte ni lo haré
yo estoy colgada por esas gafitas
y esos ojos verdes que chispean tras de ellas
y de esa manera tuya de ser tú que hace erizar la piel.

No sé mucho de muchas cosas
y no estoy muy segura de otras tantas y puede que me equivoque,
anda que no lo sé y que no me duele admitirlo
que no me duele admitir que te he hecho daño y que eso empapa
que no se va a ir así como así y sé
que no confías en lo que te diga, que todo te parecerá otra mentira adherida a las otras
pero no miento, no miento cuando digo que ojala me dejases
aunque escueza escribir y releerlo después
y ver que cuando estás enamorada esas cosas no te dan igual así como así.

Las personas que me dieron la vida, mis amigos y tú
sois personas del mundo
y nunca me he sentido completamente comprendida
ni he visto que han hecho algo por intentarlo.

Y cambiar eso, no puedo.
No puedo cambiarlo, y lo sabes
tú misma dijiste que no puedes estar con alguien como yo,
que hace que duelan los huesos y los prejuicios, que te hace cuestionar y pensar
por eso haz lo que puedas conmigo, haz lo que más te apetezca hacer.

Yo estaré aquí para decirte que es cierto.
Para decirte "Te entiendo"
y oír tus pasos alejarse
y ver que de verdad serás feliz con lo que tú quieres
y que no te mientes.
Para decirte, que es cierto.